Viernes, 09 de Junio de 2017 23:48




CAPACITACIÓN E INTERCAMBIO PARA LA JUVENTUD RURAL

 

Estudiantes de ciencias agrarias de la Región Pampeana participaron del 1º Encuentro Nacional de Capacitación e Intercambio para la Juventud Rural, organizado por el INTA-Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y el Ministerio de Agroindustria de la Nación, en la EEA-Manfredi , en Córdoba, los días 11 y 12 de mayo último.

 

“Podemos ser el supermercado del mundo”, dijo Ricardo Negri, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, quien encabezó el encuentro. De acuerdo con el funcionario, “la oportunidad no sólo está dada por las demandas de nuestros servicios, productos y conocimientos”, sino por la propia juventud rural. Al respecto, Negri expresó: “El promedio de edad de los agricultores en la Argentina es de por lo menos diez años menos que en Estados Unidos y 25 menos que en Europa. Mientras que los argentinos que hoy toman decisiones agrícolas tienen un promedio de 30 años de edad”.



El vicepresidente del INTA y su director nacional –Mariano Bosch y Héctor Espina, respectivamente–, acompañaron al representante de la cartera agrícola nacional durante las dos jornadas junto a los jóvenes rurales, de las que también participó el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso. A su vez, el encuentro contó con la presencia de las entidades gremiales del sector rural (CRA, FAA, SRA,  Coninagro, CREA y Aapresid), así como de consejeros y directores regionales del instituto.

“El objetivo de este encuentro es básicamente la capacitación a través del intercambio, para que se vayan enriquecidos en conocimiento”, dijo Bosch, quien se refirió al rol del INTA en la innovación organizacional y tecnológica. En esa línea, Negri afirmó: “El INTA es la herramienta de desarrollo y tecnología más fuerte que tiene en el ministerio en todo el país”.

 

Por otra parte, el encuentro con los jóvenes permitió compartir miradas e intereses sobre el sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial, que fue caracterizado por los organizadores como el principal motor de desarrollo del país. En ese intercambio, el arraigo y las comunicaciones fueron temas centrales.



Oriundo de Santa Cruz pero instalado en Buenos Aires, Juan Enrique Ibáñez es estudiante de la carrera ingeniería en producción agropecuaria y delegado de la Sociedad Rural Argentina. “Mi idea es seguir trabajando en el campo y seguir produciendo y hacer que la actividad sea sustentable y rentable para las futuras generaciones”, afirmó. Según Ibáñez, se trata de un desafío arduo: “En una zona tan desolada como la Patagonia cuesta que los jóvenes se acerquen al campo porque no cuentan con las mismas facilidades que tienen en las ciudades”.

 

“Muchos jóvenes viven con sus padres y trabajan desde muy chicos. Se ve un cansancio de estar siempre en el campo, eligen irse a la ciudad y les cuesta mucho tomar la decisión de volver”, dijo Noelia Villarruel, técnica agropecuaria de Santa Fe y secretaria del grupo juvenil de la cooperativa Guillermo Lehmann. “Se está perdiendo el amor por el trabajo en el campo”, agregó. Para Villarruel, el objetivo de su trabajo es “atraer a los jóvenes, capacitarlos y mostrarles la parte linda del trabajo para que vayan desarrollándose a futuro”. En ese sentido, expresó: “El INTA nos brinda muchísimas herramientas”.

 

En ese marco, se anunció la creación de una nueva app para dispositivos móviles que servirá como agencia de extensión virtual, la que permitirá atender demandas y consultas de productores -desde cualquier lugar del país- directamente a los técnicos y especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. (link nota)

 

Fuente: INTA Informa, Mayo 2017.

 


Última actualización el Sábado, 10 de Junio de 2017 00:04